domingo, 4 de octubre de 2015

Lectura conjunta: "Anatema" de Marcos Llemes

Hola pajarillos primaverales. Aquí les dejo mi reseña (o lo que sea) del primer libro de la trilogía: "Niños del Inframundo" de Marcos Llemes.


Título: Anatema, la selva de los tristes.  Niños del Inframundo. Libro I
Autor: Marcos Llemes
Género: Fantasía Heroica
Páginas: 315


Editorial: (leí la versión para la “Zona Club Lectura”) *







Sobre el autor:

Marcos Llemes (Uruguay, 1992)
Desde su adolescencia comienza a compartir por la web sus trabajos de
manera gratuita, en diferentes foros y plataformas especializadas en la
difusión literaria.
Co-creador, organizador y colaborador de la Antología Amentia (2013),
proyecto que reúne nombres de escritores de diferentes partes del mundo en
una colección de relatos de terror, con prólogo de Juan de Dios Garduño.
Publicó Marginado (2014) en formado digital por Amazon.
Ha participado con microcuentos y relatos en antologías nacionales y
certámenes literarios que convocan a escritores emergentes de diferentes
nacionalidades.
Actualmente trabaja en la segunda parte de la saga Niños del Inframundo.
Para más información sobre el autor o Niños del Inframundo #2, visita sus
redes sociales:
Facebook. www.facebook.com/llemesmarcos
Twitter: www.twitter.com/llemesmarcos
*Conseguir el libro:
La historia:

La historia empieza con una cariñosa y feliz familia de Estados Unidos. A raíz de un desafortunado accidente, el más pequeño entristece al punto de tomar la decisión de quitarse la vida en el lago Toms. Hans, el mayor, encuentra un cuaderno donde el pequeño dejaba escritas extrañas anotaciones sobre su decisión. En un intento por comprender lo que había hecho su hermano, y dónde estaba, Hans sigue al pie de la letra las anotaciones y… Despierta en Anatema, aunque no es lugar donde debería haber despertado. En lugar de su hermano se encuentra con la comunidad de los niños tristes. Allí conoce a Jesmond, y luego a Cabal, que se convertirán en sus fieles amigos y compañeros de búsqueda. A medida que avanzan, distintas criaturas aparecen y pocas están dispuestas a ayudarlos. De todas formas, en el camino, se van revelando los misterios de Anatema y una vieja la profecía que se está por cumplir.

El estilo:

Se trata de una historia de fantasía heroica, y debo reconocer que es la primera novela que leo del género. De todas formas si he visto películas o series animadas.
Con abundante descripciones de lugares, acciones y un poco menos de la psiquis de los personajes esta historia  se cuenta desde un narrador en tercera persona, en forma lineal y continuada. Esta tercera persona que parece omnisciente, brindando algunos detalles o aclarando algunas cosas, pero sigue Hans en su camino, como una cámara de vigilancia. Así que, el lector ve lo que Hans ve, siente lo que Hans siente, y sabe lo que Hans sabe. De lectura ágil y visual, creo que uno de sus puntos fuertes está en la excelente descripción de acciones de los personajes durante las batallas (rescato esto porque me parece algo bastante difícil a la hora de escribir una novela, que se entienda como cayó, con que pie se levantó, etc. y que no resulte aburrido). En este punto, mis reverencias al autor.
Otro punto que me encantó fue la descripción de la naturaleza, ya sea la selva o el clima; con ciertos rasgos o adjetivos que los hacían parecer seres vivos. Otra reverencia para el autor.

Los personajes:

Además de Hans, están Jesmond (uno de los niños tristes) y Cabal (un niño triste convertido en esfinge). Hans es quien más crece a lo largo de la historia, quien descubre sus fortalezas externas e internas, y un gran poder sanador. Jesmond es su fiel amigo, siempre dispuesto a acompañarlo y disparar sus flechas para salvarle la vida. Cabal, como esfinge, se disputa entre sus deberes para con la guardia evanceste y su conciencia (que quiere ayudar a los niños, y al extraño Hans); así que su compañía a los dos muchachos se ve interrumpida de a tramos, en lo que va a cumplir sus obligaciones.
Por otro lado están los hermanos Fromm y Murcel, dos sabios. Fromm es el sabio de las Rosas y es paranoico y asustadizo. En cambio, su hermano Murcel, el Sabio de la Niebla, es más seguro y hospitalario. Estos dos personajes son cruciales pues le cuentan a Hans (y a l*s lectores) la historia de Anatema y los hechos ocurridos que confirman la profecía, así como lo que sigue.
En su camino se cruzarán con las hienas, los kaunis, las serpientes y Vlad; quienes fueron niños tristes alguna vez y ahora son fieles sirvientes de la Reina Negra. Casi me olvido de la temible Guardia Evanescente, que no aparece más que nombrada, pero sabemos que Cabal les teme y que controlan todo lo que sucede en Anatema.

Final:

Excelente. Si bien queda abierto para la siguiente historia (ya sabíamos que era una trilogía) el final cierra con las cuestiones desarrolladas en el libro. Además, y esto es enterante personal, confieso que (desde un punto de vista alarmista y catastrófico) en un momento me asustó un poco la idea de los niños suicidas devenidos héroes, no tanto por la idea en sí, sino por las posibles consecuencias (pero es cierto que no se puede controlar lo que le pasa a cada lector al leer un libro) el final me pareció de lo más sano y reparador.

Otros comentarios:

Tres cosas me llamaron la atención. 

-          El lugar donde parte todo es Estados Unidos (y bueno, como latinoamericana orgullosa de serlo, me fascina leer historias fantásticas de por acá). Digo, amaría que Hans fuera uruguayo, chileno, colombiano, no sé. (Repito, eso no cambia la historia, es sólo una idea personal)
-          Que prácticamente no haya chicas, están las chicas de la comunidad encargadas de curar a los demás. Entre una de ellas y Jesmond hay una especie de algo, al parecer, pero no aparece en el resto de la historia. Las otras mujeres son malvadas, la Reina y la Serpiente. (Otra vez aclaro, es una preferencia personal, recuerdo de niña identificarme con personajes masculinos porque los femeninos eran muy tontos, pero la idea de mujeres luchadoras me parece genial). De cualquier forma, más allá de la presencia o ausencia de chicas (que quizá estén reservadas para los libros siguientes) tampoco se plantea ninguna historia de amor (no tiene por qué ser heterosexuales, claro). Creo que el enamoramiento es uno de esos clichés necesarios en cualquier historia.

-          Lo primero que me  llamó la atención al empezar a leer es la dedicatoria. He oído repetidas veces que el arte nos salva. Y esa dedicatoria lo prueba y lo confirma. Por otro lado, creo que el final es una gran lección de vida, y de educación emocional (sin caer en ser una moraleja). Lo que quiero decir es que lo que Hans aprende de niño, hay muchísimos adultos que ni sospechan. Por eso espero que muchos niños puedan identificarse con Hans y tomarlo de ejemplo. Cuando uno se salva puede salvar a los demás. Que ese abrazo sea un ida y vuelta.


Bueno, espero que les haya gustado y que si aún no conocen Anatema, acompañen a Hans, Jesmond y Cabal en la búsqueda del pequeño Sigvert y todo lo que les espera.


Por último, agradecimientos enormes a Marcos por escribir esta novela y por permitirme leerla y a Judith de la Zona Club Lectura por organizar la lectura conjunta y permitirme participar.
Un abrazo a ell*s, y al resto de l*s lectores conjunt*s.

Acá, La Maga y yo, esperando el micro para llegar a Catatonia y saber cómo sigue.

M

6 comentarios:

  1. ¡Qué gran reseña! Me ha encantado. La verdad es que te has pasado por todos los aspectos, me gustó muchísimo.
    Estoy de acuerdo contigo con el hecho de que no haya personajes femeninos importantes en este primer título (aunque, por supuesto, la GRAN ENEMIGA de la historia es femenina). Sinceramente, lo he hecho de manera totalmente inconsciente. Sin embargo, en los próximos libros aparecerán bastantes personajes femeninos (como Rein, Mirjana y las demás brujas que apenas se nombran en Anatema).
    ¡De nuevo, muchas gracias por leer la novela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la reseña; ami me encantó leerlo. Me había olvidado de las brujas, imperdonable, me emociona la promesa de encontrarlas en los próximos libros. :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Excelente reseña, Mari! A mí también me llamó la atención lo de la familia yanqui y lo dije en mi reseña, pero Marcos lo justificó en un comentario.
    Y es cierto que faltaron heroínas, me habría gustado leer más de Sherva y Sadie.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Son dos cuestiones de ruptura interna; recuerdo pelear con mi madre de chica porque jugaba a ser varón, me gustaban más sus papeles, que los de "damisela en apuros" jajajaja. Leí la respuesta de Marcos, y la entiendo perfectamente, para mi también fue un punto de ruptura imaginar (también) en argentino (ya que mis juegos, y mis primeros escritos venían doblados en neutro, como las películas y los dibujos que veía).
      Mi problema es especialmente con EEUU, jajajaja, y con mi mente que salta sobre la censura interna y lo dice cada vez que le dan oportunidad.
      Abrazo.

      Eliminar
    2. Hola!

      Muy buena reseña, la verdad es que es un libro fuerte por la temática base de la historia y si tengo que reconocer que incluso pensar en el tema me puso los pelos de punta... fuera de eso creo que es un libro bien desarrollado, con muy buenas descripciones que te hacen ver y sentir lo que está pasando.
      Un saludo!

      Eliminar
    3. Hola Felin! Gracias por tu comentario. Coincido, es una excelente libro que mantiene la atención en todo momento más allá de la desesperación de ciertos temas o imágenes.
      Un saludo!
      M

      Eliminar

¡Hola! Ese comentario que no sabés si hacer o no... lo estoy esperando, por favor, no te vayas sin escribir una letras, aunque sean letras sueltas...
¡Gracias!